El negocio de información sobre la web Alexa.com está basado en la noción de que una información oportuna y relevante resulta de vital importancia para poder disfrutar de una experiencia web positiva. Para respaldar esta meta, Alexa ha ampliado rápidamente su modelo de negocio ofreciendo a sus clientes diversos servicios web. Por medio de API, los clientes pueden obtener acceso a la enorme cantidad de información que Alexa ha recopilado de la web y utilizarla de modos nuevos e innovadores.

Para desarrollar, lanzar y administrar sus servicios de escala web de manera rápida y rentable, Alexa utiliza los principales servicios de infraestructura de Amazon Web Services (AWS): Amazon SimpleDB, Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2), Amazon Simple Storage Service (Amazon S3) y Amazon Simple Queue Service (Amazon SQS). Estos servicios constituyen la base escalable de los servicios web de alto volumen de Alexa.

Una oferta popular es el servicio Alexa Site Thumbnail, que permite a los desarrolladores incrustar imágenes en miniatura de páginas de inicio de sitios web en su propio sitio web o aplicación. Para tener este servicio web en funcionamiento, Alexa utiliza Amazon S3 para almacenar y proporcionar millones de imágenes en miniatura, y Amazon SimpleDB para indexar automáticamente y realizar consultas de una forma eficiente de las imágenes almacenadas. Alexa almacena más de 12 millones de objetos en SimpleDB y realiza más de 5 millones de consultas en ellos cada día.

Otra de las ofertas de Alexa basada en Amazon Web Services es la búsqueda web de Alexa "Grep the Web", que permite a los usuarios crear filtros personalizados utilizando criterios que Alexa no ha indexado. Los clientes pueden podrán utilizar esta función para, por ejemplo, buscar documentos que contengan etiquetas HTML, vínculos o imágenes concretas.

Para su arquitectura, Alexa eligió Amazon SimpleDB en lugar de MySQL para almacenar los datos de estado/registro intermedios, mientras que Amazon S3 recupera los conjuntos de datos de entrada y almacena los conjuntos de datos de salida. También se utiliza Amazon EC2 para ejecutar el gran clúster hadoop de procesamiento distribuido y Amazon SQS para solicitudes de almacenamiento en búfer.

Mediante la utilización de Amazon SimpleDB, Alexa es capaz de reducir los costos de gestión y ejecución de base de datos relacional en dos servidores más un sistema de backup. Además, Amazon SimpleDB ha liberado al equipo de los retos convencionales que supone tener en funcionamiento y escalar una base de datos de alto desempeño. "Antes de SimpleDB, nuestros desarrolladores hubieran tenido que emplear una gran cantidad de tiempo escalando y ajustando nuestra arquitectura de base de datos, preocupándose de las recuperaciones ante errores y los backups", comenta Greg Orelind, director técnico de proyecto acerca de las ofertas de información web de Alexa. "Con SimpleDB, puedo confiar en la base de datos a escala web de alta disponibilidad de Amazon y permitir que mis desarrolladores se centren en crear nuevas características de importancia para nuestra aplicación".

Orelind resalta también la facilidad de uso de Amazon Web Services mencionando el tiempo que se ahorra al utilizar las bibliotecas del centro de recursos de Amazon Web Services. "Las bibliotecas preconfiguradas permiten a Alexa tener en funcionamiento cualquier proyecto nuevo con la comodidad que supone basarse en las bibliotecas existentes".

Debido a su éxito con Amazon Web Services, Alexa valora AWS como primera opción a la hora de crear la arquitectura de cualquier nuevo servicio. Los niveles de escalabilidad, fiabilidad y disponibilidad de AWS permiten centrarse en la innovación de los productos y en resolver las necesidades de sus clientes.

Para obtener más información sobre cómo AWS puede ayudarle a satisfacer las necesidades de las aplicaciones web, móviles y sociales, visite: http://aws.amazon.com/web-mobile-social/.