El Centro Nacional Cardiovascular y del Cerebro de los Estados Unidos es un organismo de desarrollo e investigación nacional que funciona como uno de los centros nacionales para la atención médica especializada en Japón. El hospital e instituto de investigación combina esfuerzos para combatir las enfermedades cardiovasculares, brindando los servicios médicos más avanzados, así como también, realizando una investigación y desarrollando a nivel mundial.

El Centro Nacional Cardiovascular y del Cerebro de los Estados Unidos, que se fundó en abril de 2014, había estado ejecutando sus propios servidores e instalaciones, pero previeron que el volumen de datos aumentaría rápidamente debido al hecho que el centro comenzaría a recolectar y usar información de instituciones médicas de todo Japón. El centro planeó reubicar todas sus instalaciones para el año fiscal 2018, y se dio cuenta de que al usar todos los servicios externos, el proceso de reubicación sería más ordenado.

La seguridad fue otro factor. La organización concluyó que si usaban un entorno externo de confianza, mejoraría la seguridad en vez de administrar los servidores por sí mismos, y decidieron migrar a la infraestructura de la nube.

Para seleccionar un proveedor para crear la infraestructura en la nube, el centro realizó un proceso de licitación abierta. La formulación de una política de seguridad de la información en la nube se incluyó en las especificaciones de la licitación.

Asimismo, el plan era migrar todo el sistema de red del centro a la nube en vez de migrar los servidores de manera individual. Por este motivo, hicieron más hincapié en la flexibilidad de la red, como la cantidad de VLAN, al seleccionar la infraestructura.

Luego de un análisis comparativo basado en estos requisitos que realizó un comité de evaluación, el centro decidió adoptar Amazon Web Services (AWS) como la infraestructura que cumplía con todos sus requerimientos.

En AWS, el centro creó una infraestructura de monitorización usando Hinemos y una infraestructura de administración de registros usando Logstorage, con el apoyo de Mitsui Knowledge Industry (MKI). 

NCVC-arch-diag

Después de comparar los costes operativos de cinco años, y tomando en cuenta el uso de las instancias reservadas de AWS, se informó que los costes del uso de la nube equivaldrían a los de las operaciones on-premise. Pero la seguridad que se obtiene al migrar a la nube de AWS trae importantes ventajas adicionales.

El centro también cree que la migración a AWS mejorará las cargas operativas en los sistemas internos. Planea continuar haciendo de la nube una prioridad para su sitio web público, que recolecta datos sobre las enfermedades cardiovasculares y del cerebro.

Ryo Haraguchi, director ayudante del departamento de informática médica del centro, dice: "Antes de instalar la infraestructura de la nube, necesitábamos realizar varios estudios técnicos y ajustes, y también centrarnos en los detalles de seguridad, gobierno y contracturales. Si consideramos las ventajas operativas y de seguridad a largo plazo, el esfuerzo valió la pena".