Radicado en Exeter, Inglaterra, Met Office es un prestigioso servicio meteorológico nacional del Reino Unido. Como Departamento gubernamental autofinanciado del Departamento de estrategia empresarial, energética e industrial, la organización ha suministrado información meteorológica durante más de 160 años, incluidos pronósticos semanales, gráficos de presión superficial, pronósticos de niveles de polen, pronósticos extendidos, entre otros. Brinda datos fundamentales a los sectores de defensa, energía, transporte, defensa civil y aviación. Met Office también ofrece orientación de nivel internacional sobre la ciencia del cambio climático y es la organización con mayor interés en la ciencia climática en el Reino Unido. 

Met Office usa dos superequipos operativos (la undécima implementación más grande en su tipo a nivel mundial) en un entorno on-premise que cuenta con modelos meteorológicos numéricos que aplican las leyes de la física a más de 300 millones de observaciones recopiladas diariamente. La organización realiza 20 cuatrillones de cálculos y genera más de 4 millones de pronósticos.

Si bien los datos meteorológicos se almacenan y procesan localmente, Met Office necesitaba una manera ágil y rentable de permitirles a los ciudadanos, a las empresas y a los gobiernos acceder a estos datos bajo demanda. Como la implementación on-premise es un entorno particularmente sofisticado, la protección y las autorizaciones representan un desafío. "Lo más difícil es convertir el enorme volumen de datos en información que se pueda usar y comunicar, además de transmitirse en una arquitectura con un alto nivel de seguridad", dice James Tomkins, jefe de arquitectura de TI empresarial de Met Office.

Para aumentar la agilidad y flexibilidad de su infraestructura on-premise, Met Office (que cuenta con un exabyte [1018 bytes] de datos archivados on-premise) buscó una manera de enviar cargas de datos a los usuarios que utilizan la información mediante tablets y smartphones. Necesitaba una solución que pudiera escalarse para admitir eventos con altos niveles de tráfico, como la tormenta Katie ocurrida en marzo de 2016. Durante dicha tormenta, que incluyó ráfagas de viento de 60 millas por hora en Londres y provocó la cancelación de una gran cantidad de vuelos, Met Office recibió un 200% más de visitas.

Met Office también necesita atender las solicitudes de acceso de terceros a los datos atmosféricos y climatológicos. Por ejemplo, el sector de la aviación es uno de los principales consumidores de datos meteorológicos, un recurso fundamental para su funcionamiento. Además de la creciente demanda procedente de todo tipo de entidades gubernamentales y comerciales, Met Office también necesita poder intercambiar grandes volúmenes de datos con la comunidad meteorológica, cuyo nivel de colaboración es muy elevado.

"En la última década, hubo un cambio radical en la manera de pensar de las personas en relación con la información meteorológica", dice Tomkins. "Las personas están comenzando a entender las consecuencias que tienen el cambio climático y los eventos meteorológicos en sus empresas. Los nuevos casos de uso pueden incluir desde operaciones de venta al por menor hasta compañías de energía renovable, organizaciones que desean analizar de qué manera la información meteorológica afecta los comportamientos en su nicho de mercado". 

Al momento de definir una estrategia tecnológica, Met Office eligió a Amazon Web Services (AWS) para respaldar la aplicación Met Office Weather App, disponible para iPhones y teléfonos con Android. "En un principio, la elección de AWS fue una decisión táctica", dice Tomkins. "Era la única manera que considerábamos viable para prestar este servicio. Todos los datos que pueden accederse mediante la aplicación están hospedados en AWS".

La arquitectura de AWS de la organización incluye Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2), un servicio web que escala automáticamente y le permite a Met Office tener un control completo de sus recursos informáticos. Met Office también utiliza AWS Lambda, que permite ejecutar código backend sin la necesidad de aprovisionar servidores. Lambda responde a eventos que incluyen cargas de objetos en buckets en Amazon Simple Storage Service (Amazon S3), actualizaciones de tablas en Amazon Relational Database Service (Amazon RDS) o actividad en el interior de las aplicaciones.

Para poder atender picos de demanda de consultas meteorológicas de lectura pesada, Met Office implementó Amazon ElastiCache para recuperar datos de cachés en memoria ágiles y administradas. Esta tecnología se utiliza para crear sistemas de recopilación de datos distribuidos y controlar metadatos y estadísticas en tiempo real asociadas con aplicaciones móviles. Es ideal para soluciones que incluyen cálculos matemáticos complejos porque puede almacenar en caché los resultados computacionales.

Recientemente, la organización comenzó a probar Amazon API Gateway para crear, publicar, monitorear y proteger una serie de API de datos para facilitar el intercambio dinámico de contenido, que puede incluir pronósticos semanales específicos para un determinado lugar para cualquier ubicación a nivel mundial, contenido sindicado y alertas para eventos meteorológicos en el Reino Unido. Los usuarios pueden personalizar el uso del servicio meteorológico.

Desde el lanzamiento de la aplicación Met Office Weather App en enero de 2016, esta atrajo a más de medio millón de usuarios. "Estamos pensando seriamente de qué manera usar la nube de una manera más estratégica", dice Tomkins. "Las API que estamos creando actualmente permitirán la entrega de nuestros datos a medida que nos apartemos del modelo de entrega basado en FTP que utilizamos tradicionalmente".

La organización contrató a Cloudreach, un socio preferente de AWS, para respaldar las operaciones de la aplicación Met Office Weather App. Mediante el uso de Amazon Cloud Adoption Framework, Met Office determinó que podía crecer en términos de madurez en la nube, por lo que decidió contratar a los asesores de Cloudreach para optimizar sus capacidades internas. "Cloudreach nos ayudó a prestar nuestros servicios", dice Tomkins, "por lo que pudimos agilizar el nivel de madurez en varias áreas del espacio en la nube".

Met Office ahora cuenta con un equipo de operaciones en la nube con cinco especialistas. El objetivo de la organización es optimizar los costos mediante el uso de los componentes sin servidor y los modelos de precios de Amazon EC2 reservados en los próximos meses. Planea incorporar Amazon EC2 Container Service (Amazon ECS) para ejecutar aplicaciones en un clúster administrado de las instancias de Amazon EC2. La siguiente arquitectura en la nube de iteración de Met Office probará el uso de Amazon Direct Connect para conectar de manera segura resultados de los superequipos con la nube.

Gracias al uso de AWS, Met Office logró aumentar los niveles de agilidad, velocidad y escalabilidad, además de reducir costos. Tomkins informa que el aprovisionamiento de infraestructura se redujo de meses a minutos y la entrega de datos a los clientes ahora lleva 10 segundos, en vez de 10 minutos. "El almacenamiento de nuestros datos ahora escala casi de manera lineal en un 1 000 por ciento, mientras que la arquitectura anterior no podía admitir un aumento del 50 por ciento", dice Tomkins. "Además, la iteración de la arquitectura de nuestra solución eliminó más del 50 por ciento del costo de nuestro diseño inicial para nuestra solución on-premise".

La organización se siente sólida en relación con la seguridad de sus datos y el equipo de autorizaciones está satisfecho con las capacidades de monitorización y auditoría provistas por las herramientas de AWS, un nivel de madurez que Met Office no podía ofrecer de una manera tan rentable. "Es posible lograr un número de patrones de seguridad de prácticas recomendadas con la llamada a una API", dice Tomkins. "Podemos cifrar y automatizar para lograr un alto nivel de coherencia. Podemos aislar sistemas y controlar el acceso de una manera estricta. Estas capacidades son más difíciles de lograr en nuestro entorno interno, pero están listas para usar con AWS".

Met Office logró aprovechar los servicios de AWS para aprovisionar infraestructura e implementar aplicaciones en esta. La automatización de cargas de trabajo que anteriormente consumían mucho tiempo le permite a la organización iterar y lanzar aplicaciones nuevas con una frecuencia 30 veces superior, una oportunidad que cambia las reglas del juego. Además, Met Office puede incrementar rápidamente su capacidad cuando la carga de trabajo aumenta y luego cancelar recursos que ya no resulten necesarios. "Con AWS, podemos aumentar la capacidad para distribuir y suministrar grandes volúmenes de datos a un gran número de equipos", dice Tomkins.

Mediante la incorporación de AWS, Met Office pudo innovar y realizar pruebas de una manera que antes resultaba imposible. Por ejemplo, en un día, la organización comparó fácilmente el rendimiento y la rentabilidad de tres soluciones backend de almacenamiento de AWS diferentes. "No hubiésemos podido comparar las tres opciones on-premise debido a los plazos", dice Tomkins. "Con AWS, pudimos aprovisionar dichos servicios, ejecutar algunas pruebas y eliminarlas nuevamente de una manera muy fácil. Sin la nube, este proceso nos hubiera llevado meses (y, de hecho, directamente no lo hubiésemos hecho). Ahora podemos equivocarnos rápidamente y de manera asequible en términos de probar diferentes arquitecturas".

En un mundo de rupturas tecnológicas donde el panorama de oportunidades nuevas incluye Internet de las cosas, análisis de big data y aprendizaje automático, el campo de la meteorología está muy interesado en la innovación. "Recopilamos y generamos volúmenes altísimos de datos que son de uso limitado para las personas hasta que podemos prestar servicios que ofrecen información práctica", dice Tomkins. "Necesitamos ser innovadores si queremos mantener el ritmo con la manera en la que las personas utilizan los datos. Estamos utilizando la nube de AWS para impulsar la disponibilidad masiva de la información meteorológica personalizable". 

Para obtener más información acerca de cómo AWS puede ayudarlo a administrar big data, visite nuestra página de big data.