La cloud computing proporciona a los desarrolladores y departamentos de TI la capacidad de concentrarse en lo que más importa y evitar arduas tareas como el aprovisionamiento, el mantenimiento y la planificación de capacidad. A medida que ha incrementado la popularidad de la cloud computing, se han desarrollado varios modelos y estrategias de implementación para satisfacer las necesidades de los distintos usuarios. Cada tipo de servicio en la nube y método de implementación le aporta distintos niveles de control, flexibilidad y administración. Entender la diferencia entre la Infraestructura como servicio, la Plataforma como servicio y el Software como servicio, además de las estrategias de implementación disponibles, puede ayudarle a determinar el conjunto de servicios que más se adapta a sus necesidades.

Tipos de cloud computing

Existen tres modelos principales de cloud computing. Cada modelo representa una parte distinta de la pila de cloud computing.

Infraestructura como servicio

La Infraestructura como servicio, que a veces se abrevia a IaaS, contiene los bloques de creación fundamentales para la TI en la nube. Por lo general, proporciona acceso a las características de redes, a los equipos (virtuales o en software dedicado) y al espacio de almacenamiento de datos. La Infraestructura como servicio le proporciona el mayor nivel de flexibilidad y control de la administración en torno a sus recursos de TI y guarda el mayor parecido con los recursos de TI existentes con los que muchos departamentos de TI y desarrolladores están familiarizados.

Plataforma como servicio

Las Plataformas como servicio eliminan la necesidad de las compañías de administrar la infraestructura subyacente (normalmente hardware y sistemas operativos) y le permiten centrarse en la implementación y la administración de sus aplicaciones. Esto contribuye a mejorar su eficacia, pues no tiene que preocuparse del aprovisionamiento de recursos, la planificación de la capacidad, el mantenimiento de software, los parches ni ninguna de las demás arduas tareas que conlleva la ejecución de su aplicación.

Software como servicio

El Software como servicio le proporciona un producto completo que el proveedor del servicio ejecuta y administra. En la mayoría de los casos, quienes hablan de Software como servicio en realidad se refieren a aplicaciones de usuario final. Con una oferta de SaaS, no tiene que pensar en cómo se mantiene el servicio ni en cómo se administra la infraestructura subyacente. Solo tiene que preocuparse de cómo utilizar el software concreto. Un ejemplo común de una aplicación de SaaS es un programa de email en la Web que le permite enviar y recibir mensajes sin tener que administrar la agregación de características ni mantener los servidores y los sistemas operativos en los que se ejecuta el programa de email.


Una aplicación basada en la nube se encuentra implementada totalmente en la nube, de modo que todas las partes de la aplicación se ejecutan en esta. Las aplicaciones en la nube se han creado directamente en la nube o se han transferido de la infraestructura existente para aprovechar los beneficios de la cloud computing. Las aplicaciones basadas en la nube se pueden construir en partes de infraestructura de bajo nivel o pueden utilizar servicios de nivel superior que proporcionan abstracción de los requisitos de administración, arquitectura y escalado de la infraestructura principal.

Una implementación híbrida es una manera de conectar la infraestructura y las aplicaciones entre los recursos basados en la nube y los recursos existentes situados fuera de la nube. El método más común de implementación híbrida consiste en conectar la nube y la infraestructura existente on-premise para ampliar e incrementar la infraestructura de la empresa en la nube al mismo tiempo que se conectan estos recursos en la nube con el sistema interno. Para obtener más información sobre cómo AWS le puede ayudar a establecer una implementación híbrida, visite nuestra página sobre la nube híbrida.

Implementación on-premise

La implementación de recursos on-premise mediante herramientas de administración de recursos y virtualización se denomina a veces “nube privada”. La implementación on-premise no aporta muchos de los beneficios de la cloud computing, pero a veces se utiliza por su capacidad de proporcionar recursos dedicados.  En la mayoría de los casos, este modelo de implementación es idéntico al de la infraestructura de TI antigua, mientras que utiliza tecnologías de virtualización y administración de aplicaciones para intentar incrementar el uso de los recursos.


¿Listo para dar el siguiente paso?  AWS puede ayudarle a obtener más información sobre AWS, encontrar la solución que mejor se adapta a sus necesidades o contactarle con un representante de ventas de AWS que le asistirá a fin de encontrar la solución adecuada para usted.

Amazon Web Services proporciona la gama más amplia de servicios en la nube del mundo. Para obtener más información sobre los beneficios de implementar su próxima aplicación con AWS, visite nuestra página ¿Qué es AWS?.

Con soluciones y servicios para TI, operaciones de desarrollo y para desarrolladores, AWS dispone de una amplia plataforma que le ayudará a hacer realidad su próximo proyecto. Para obtener más información sobre las soluciones y servicios disponibles en la nube de AWS, visite la página de soluciones de AWS.

¿Está listo para hablar con un empleado de AWS? Rellene nuestro formulario de contacto y un representante de ventas de AWS capacitado le llamará para hablar de sus necesidades y determinar cómo AWS puede ayudarle a transferir su próximo proyecto a la nube.