Capa medioambiental

La capa medioambiental está dedicada desde la selección y la construcción de las instalaciones, hasta las operaciones y la sostenibilidad. AWS elige cuidadosamente las ubicaciones de nuestros centros de datos para mitigar los riesgos medioambientales, como inundaciones, condiciones climáticas extremas y actividad sísmica. Siga leyendo para obtener más información sobre los tipos de medidas de seguridad que hemos implantado en la capa medioambiental.

Capa medioambiental

PREPARADOS PARA LO INESPERADO

AWS se prepara proactivamente para las posibles amenazas medioambientales, como los desastres naturales y los incendios. La instalación de sensores automáticos y equipos de respuesta son dos formas de proteger nuestros centros de datos. Los dispositivos de detección de agua pueden alertar a los empleados sobre los problemas, a la vez que las bombas automáticas funcionan para eliminar líquidos y evitar daños. Del mismo modo, los equipos automáticos de detección y supresión de incendios reducen el riesgo y pueden notificar los problemas a los empleados de AWS y a los bomberos.

ALTA DISPONIBILIDAD A TRAVÉS DE VARIAS ZONAS DE DISPONIBILIDAD

A diferencia de cualquier otro proveedor de infraestructura tecnológica, cada región de AWS tiene varias zonas de disponibilidad. Cada zona de disponibilidad consta de uno o varios centros de datos, que están separados físicamente entre sí, con alimentación y conectividad en red redundantes. Los clientes a los que les preocupa la disponibilidad y el desempeño de sus aplicaciones pueden implementar sus aplicaciones en varias zonas de disponibilidad de la misma región para obtener tolerancia a errores y baja latencia. Las zonas de disponibilidad están conectadas entre sí con redes de fibra óptica rápidas, de baja latencia y privadas, lo que permite diseñar aplicaciones con facilidad que conmute por error (failover) entre las zonas de disponibilidad sin interrupciones.

SIMULACIÓN DE INTERRUPCIONES Y MEDICIÓN DE NUESTRA RESPUESTA

El plan de continuidad del negocio de AWS es una guía de procesos operativos en la que se describe cómo evitar y reducir las interrupciones producidas por desastres naturales, con los pasos detallados que deben realizarse antes, durante y después de un suceso. Para mitigar y prepararse para lo inesperado, AWS prueba regularmente el plan de continuidad del negocio con simulacros de distintos escenarios. Documentamos cómo se comportan nuestros empleados y nuestros procesos, luego hacemos un informe de las lecciones aprendidas y de cualquier acción correctiva que pueda ser necesaria para mejorar nuestra velocidad de respuesta. Estamos entrenados y listos para recuperarnos rápidamente de las interrupciones, lo que incluye un proceso metódico de recuperación para minimizar el tiempo de inactividad debido a los errores.

LA NUBE DE AWS ES MÁS ECOLÓGICA

Además de abordar los riesgos medioambientales, también incorporamos consideraciones de sostenibilidad en nuestro diseño de los centros de datos. AWS tiene un compromiso a largo plazo para utilizar energía 100% renovable. Cuando las empresas se trasladan a la nube de AWS desde la infraestructura local, normalmente reducen las emisiones de carbono en un 88% porque nuestros centros de datos pueden ofrecer economías de escala medioambientales. En general, las organizaciones utilizan un 77% menos de servidores, un 84% menos de energía y aprovechan una mezcla de energía solar y eólica un 28% más limpia en la nube de AWS en comparación con sus propios centros de datos. Para obtener más información acerca de nuestras iniciativas de sustentabilidad y hacer un seguimiento de nuestros avances, visite aws.amazon.com/about-aws/sustainability.