Bankinter se constituyó en España en junio de 1965 como un banco industrial, mediante una empresa conjunta del Banco de Santander y Bank of America. En la actualidad, es uno de los diez principales bancos de España. Bankinter proporciona servicios de banca online desde 1996, año en el que se convirtió en el primer banco en ofrecer operaciones de bolsa en tiempo real. Más del 60% de las transacciones se efectúan a través de canales remotos, un 46% a través de Internet. Hoy en día, Bankinter.com y los servicios de corretaje de Bankinter siguen siendo líderes en materia de operaciones financieras online en la industria de la banca europea.

Bankinter utiliza Amazon Web Services (AWS) como parte fundamental de su aplicación de simulación de riesgo crediticio y desarrolla algoritmos complejos para simular diversas situaciones y evaluar el estado financiero de los clientes. "Esto requiere una gran potencia informática", afirma el director de innovación tecnológica de Bankinter, Javier Roldán. "Para obtener resultados realistas, debemos realizar al menos cinco millones de simulaciones".

Bankinter utiliza la flexibilidad y la potencia de Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2) para realizar estas simulaciones, subdividiendo los procesos a través de una red de instancias de Amazon EC2 e implementando simulaciones simultáneamente en varias instancias de Amazon EC2 para obtener los resultados en un breve periodo de tiempo.

Bankinter utilizó Java para desarrollar la aplicación y el kit de desarrollo de software (SDK) de Amazon para automatizar el proceso de aprovisionamiento de los elementos de AWS. Gracias a AWS, Bankinter redujo el tiempo medio de las soluciones de 23 horas a 20 minutos y redujo drásticamente el procesamiento, con la capacidad de reducirlo todavía más en caso necesario. Amazon EC2 también permitió pasar del procesamiento en grandes lotes a un paradigma paralelo, que antes no era posible. Este enfoque basado en la cloud también redujo drásticamente los costos.

Bankinter piensa ampliar el uso de AWS a futuras aplicaciones y unidades empresariales. "La plataforma de AWS, con una capacidad informática ilimitada y flexible, es una buena opción para cubrir nuestras necesidades en relación con un proceso de simulación de riesgos", afirma Roldán. "Con AWS, podemos decidir con qué rapidez queremos obtener los resultados de la simulación. Y lo que es más importante, podemos ejecutar simulaciones que antes no eran posibles por la gran cantidad de infraestructura necesaria".

Para obtener más información sobre cómo AWS puede ayudarle a satisfacer sus necesidades de datos, visite nuestra página de información sobre big data: http://aws.amazon.com/big-data/.