Es posible acceder al almacenamiento de archivos en la nube a través de varias instancias de cómputo simultáneamente, mediante el suministro de acceso compartido a los datos en la nube. Mientras que las soluciones de almacenamiento de archivos on-premise se implementan en servidores físicos o virtuales que se ejecutan en protocolos de intercambio de archivos en la red o con servidores de almacenamiento conectado a la red (NAS), el almacenamiento de archivos en la nube no necesita hardware y se integra fácilmente con otros servicios de la nube. Todas las soluciones de almacenamiento de archivos presentan datos de manera lógica y se organizan en un sistema de archivos con semántica de sistema de archivos completa como permisos, atributos de archivos, bloqueo de archivos y nombres de archivos aptos para lectura humana. La compatibilidad con aplicaciones existentes hace que las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube sean ideales para cargas de trabajo que se basan en servicios de archivos compartidos, mediante el suministro de integración simple y sin código para escribir. Casos de uso como repositorios grandes de contenido, entornos de desarrollo, almacenes de medios y directorios principales de usuarios son cargas de trabajo ideales para el almacenamiento de archivos en la nube.

El almacenamiento de archivos en la nube puede suministrarse de dos maneras: mediante soluciones completamente administradas con configuración mínima y mantenimiento mínimo o nulo o mediante soluciones hágalo usted mismo con cómputo, almacenamiento, software y concesión de licencias independientes, que también necesita personal especializado para las configuraciones y el mantenimiento. Amazon Elastic File System (Amazon EFS) es un ejemplo de una solución completamente administrada que suministra almacenamiento de archivos escalable y simple para utilizar en instancias de Amazon EC2 en la nube de AWS.

 


El almacenamiento de datos en archivos en la nube ofrece ventajas en tres áreas principales:

1. Escalabilidad: si bien no todas las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube pueden ajustar sus escalas para poder utilizar todas las capacidades de la nube, las soluciones más avanzadas ofrecen la posibilidad de empezar con los niveles de capacidad y rendimiento que necesita actualmente y aumentar la capacidad en función de sus necesidades. Ya no es necesario aprovisionar capacidad en exceso para probar y anticiparse a necesidades futuras.

2. Interoperabilidad: muchas de las aplicaciones existentes necesitan integrarse con servicios de archivos compartidos que utilizan semántica de sistema de archivos. Las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube ofrecen una ventaja diferenciada, ya que no hay código nuevo para escribir para tener acceso compartido y seguro a archivos.

3. Presupuesto y recursos: el uso de servicios de archivos on-premise necesita presupuesto para hardware, mantenimiento constante, suministro eléctrico, refrigeración y espacio físico. El almacenamiento de archivos en la nube les permite a las organizaciones volver a implementar recursos técnicos en otros proyectos que añadan más valor al negocio.

Almacenamiento en la nube

La flexibilidad de ser compatible e integrarse fácilmente con aplicaciones existentes, además de la simplicidad para implementar, administrar y conservar una solución de almacenamiento de archivos en la nube ofrece la capacidad para admitir un amplio espectro de aplicaciones y sectores verticales.

Servidores web

La necesidad de contar con almacenamiento de archivos compartidos para aplicaciones de servidores web puede ser un desafío cuando se integran aplicaciones backend. Normalmente, existen varios servidores web que suministran el contenido de un sitio y cada uno de ellos necesita acceso al mismo conjunto de archivos. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube adhieren a la semántica de sistema de archivos, a las convenciones de nomenclaturas de archivos y a los permisos esperados a los cuales están acostumbrados los desarrolladores web, el almacenamiento de archivos en la nube se puede integrar fácilmente en sus aplicaciones web.

Administración de contenido

Los sistemas de gestión de contenido (CMS) necesitan un espacio para nombres y un acceso común a una jerarquía de sistemas de archivos. De manera similar a los casos de uso de servidores web, normalmente los entornos de CMS tienen varios servidores que necesitan acceder al mismo conjunto de archivos para proveer contenido. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube adhieren a la semántica de sistema de archivos, a las convenciones de nomenclaturas de archivos y a los permisos esperados a los cuales están acostumbrados los desarrolladores web, el almacenamiento de documentos y otros archivos puede integrarse fácilmente con flujos de trabajo de CMS existentes.

Análisis de big data

Los big data necesitan almacenamiento que pueda gestionar volúmenes muy grandes de datos y capacidad para ajustar su escala para poder ajustarse al crecimiento y ofrecer el rendimiento necesario para suministrar datos a las herramientas analíticas. Muchas cargas de trabajo analíticas interactúan con datos mediante una interfaz de archivos, se basan en semántica de archivos, como bloqueos de archivos, y necesitan la capacidad para escribir en secciones de un archivo. Como el almacenamiento de archivos en la nube admite la semántica de sistema de archivos necesaria y puede ajustar su capacidad y rendimiento, es ideal para proveer una solución de intercambio de archivos cuya integración con flujos de trabajo de big data existentes sea sencilla.

Contenido multimedia y entretenimiento

Los flujos de trabajo de contenido multimedia y entretenimiento se modifican continuamente. Muchas personas utilizan una implementación en la nube híbrida y necesitan un acceso estandarizado mediante protocolos de archivos de red, como NFS. Estos flujos de trabajo necesitan un acceso flexible, estable y seguro a los datos desde soluciones de empresas del sector, personalizadas y comerciales. Como el almacenamiento de archivos en la nube adhiere a la semántica de sistema de archivos existente, el almacenamiento de contenido de medios enriquecidos para procesamiento y colaboración se puede integrar fácilmente para producción de contenido, cadenas de suministro digitales, streaming de medios, emisiones, análisis y archivo.

Directorios de inicio

El uso de directorios de inicio para el almacenamiento de archivos cuyo acceso está restringido a grupos y usuarios específicos es útil para muchos flujos de trabajo en la nube. Las empresas que desean aprovechar los beneficios de escalabilidad y costos de la nube están ampliando el acceso a directorios de inicio a muchos de sus usuarios. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube adhieren a la semántica de sistema de archivos y a los modelos de permisos estándares necesarios, los clientes pueden migrar mediante lift-and-shift a la nube las aplicaciones que necesitan esta capacidad.

Copias de seguridad de bases de datos

La realización de copias de seguridad mediante el uso de mecanismos, software y semántica existentes puede crear una situación de recuperación aislada con poca flexibilidad de ubicación para recuperaciones. Muchas empresas quieren aprovechar la flexibilidad de almacenar copias de seguridad de bases de datos en la nube, ya sea para protección temporal durante las actualizaciones o para tareas de desarrollo y pruebas. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube presentan un sistema de archivos estándar que se puede instalar fácilmente desde servidores de bases de datos, pueden ser una plataforma ideal para crear copias de seguridad de bases de datos portátiles mediante el uso de aplicaciones de copia de seguridad empresariales o herramientas de aplicaciones nativas.

Herramientas de desarrollo

Los entornos de desarrollo pueden tener que enfrentar el desafío de compartir datos de una manera protegida y segura cuando los equipos se encuentran colaborando para desarrollar sus innovaciones más recientes. Debido a la necesidad de compartir código y otros archivos fácilmente y de una manera organizada, el uso del almacenamiento de archivos compartidos en la nube ofrece un repositorio seguro y ordenado de fácil acceso dentro de sus entornos de desarrollo en la nube. El almacenamiento de archivos en la nube ofrece una solución de escala ajustable y alta disponibilidad que es ideal para las colaboraciones.

Almacenamiento de contenedores

Los contenedores Docker son ideales para crear microservicios porque son de rápido aprovisionamiento, fáciles de transportar y ofrecen aislamiento de procesos. Los contenedores que necesitan acceso a los datos originales cada vez que se inician podrían necesitar un sistema de archivos compartidos al que puedan conectarse independientemente de la instancia en la que se estén ejecutando. El almacenamiento de archivos en la nube puede ofrecer acceso compartido constante a los datos que todos los contenedores de un clúster puedan usar.


Una buena solución de almacenamiento de archivos en la nube debe suministrar los niveles de rendimiento y capacidad necesarios en la actualidad y ajustar su escala sin problemas a medida que se modifiquen las necesidades de las empresas.

Escalabilidad

Aumenta o reduce su escala automáticamente para ajustarse a las necesidades de capacidad

Rendimiento

Suministra rendimiento de baja latencia y desempeño constante

Compatibilidad

Se integra sin problemas con aplicaciones existentes sin código nuevo para escribir

Seguridad

Provee permisos de control de acceso y seguridad de red

Disponibilidad

Redundancia en varios sitios y accesibilidad permanente cuando resulta necesario

Económico

Pague únicamente la capacidad utilizada, sin costos de aprovisionamiento iniciales


Los beneficios del almacenamiento de archivos en la nube son claros, pero es importante observar que no todas las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube se crean igual. Muchas soluciones existentes van desde un servidor de archivos con un único nodo en una instancia de cómputo que usa almacenamiento en bloque como apoyo sin escalabilidad o con pocas redundancias para proteger los datos; a una solución en clústeres tipo hágalo usted mismo que implica una configuración, una administración y un mantenimiento demorados; a una solución completamente administrada, como Amazon EFS, que necesita un nivel bajo o nulo de configuración o mantenimiento y cuya escala puede ajustarse de manera elástica para capacidad y rendimiento para cumplir las necesidades de las cargas de trabajo de aplicaciones más demandantes.

Existen tres tipos de almacenamiento en la nube: de objetos, archivos o en bloques. Cada uno ofrece su propio conjunto único de ventajas.

1. Almacenamiento de objetos: con frecuencia, las aplicaciones desarrolladas en la nube aprovechan la gran escalabilidad y las características de metadatos del almacenamiento de objetos. Las soluciones de almacenamiento de objetos como Amazon Simple Storage Service (Amazon S3) son ideales para crear aplicaciones modernas desde cero que requieren escala y flexibilidad, y que también pueden utilizarse para importar almacenes de datos existentes para su análisis, copia de seguridad o archivo.

2. Almacenamiento de archivos: muchas aplicaciones necesitan obtener acceso a archivos compartidos y requieren un sistema de archivos. A menudo, este tipo de almacenamiento cuenta con un servidor de almacenamiento conectado a la red (NAS). Las soluciones de almacenamiento de archivos como Amazon Elastic File System (EFS) son ideales para casos de uso como depósitos de contenido de gran tamaño, entornos de desarrollo, almacenes multimedia o directorios de inicio del usuario.

3. Almacenamiento en bloques: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o a una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.

Si bien las soluciones de almacenamiento de objetos permiten el almacenamiento de archivos como objetos, el acceso con aplicaciones existentes requiere código nuevo y el uso de API y conocimiento directo de la semántica de la nomenclatura. Las soluciones de almacenamiento de archivos compatibles con la semántica de sistema de archivos y los modelos de permisos existentes tienen una ventaja única porque no necesitan que se escriba código nuevo para integrarse con aplicaciones que se configuran fácilmente para funcionar con el almacenamiento de archivos compartidos.

El almacenamiento en bloques se puede utilizar como el componente de almacenamiento subyacente de una solución de almacenamiento de archivos autoadministrada. Sin embargo, la relación uno a uno necesaria entre el host y el volumen dificulta contar con la escalabilidad, la disponibilidad y la asequibilidad de una solución de almacenamiento de archivos completamente administrada y necesitaría presupuesto adicional y recursos de administración. El uso de una solución de almacenamiento de archivos en la nube completamente administrada elimina complejidades, reduce costos y simplifica la administración.


Contacte con el departamento de ventas