Blog de Amazon Web Services (AWS)

Reubicar: nueva estrategia de migración de aplicaciones a la nube que extiende el modelo de las “6 Rs”

Por Marcelo Tabilo, Arquitecto de Soluciones para socios, Sector Público – Chile,

y Edu Vilas, Arquitecto de Soluciones para socios, Sector Público – Argentina.

 

Si está buscando migrar sus aplicaciones existentes a la nube de AWS, generalmente se encuentra con algo llamado modelo “6 R” de AWS o “6 R” de migración a la nube. Esto se origina en el modelo de las “5 R” publicado por Gartner en 2011, que definía las opciones básicas para migrar una aplicación específica a la nube. AWS adoptó este modelo y lo extendió a las “6 R”: Re-hospedar, Re-plataforma, Refactorizar/Rediseñar, Recomprar, Retirar y Retener. Esta publicación cubre los conceptos básicos de cada estrategia de migración y presenta una nueva “R”, denominada Reubicar, que permite acelerar las migraciones de aplicaciones basadas en VMware “reubicándolas” rápidamente en VMware Cloud on AWS y además explica cómo decidir qué estrategia de migración de AWS elegir para sus aplicaciones.

Hay varios escenarios en los que los clientes desean migrar a la nube, por ejemplo:

  • Realizar migraciones de aplicaciones específicas.
  • Evacuar el centro de datos por completo y moverse a la nube.
  • Realizar una actualización de la infraestructura en el centro de datos y moverse a la nube por un período temporal.
  • A algunos clientes les gustaría una flexibilidad híbrida; la capacidad de mover cargas de trabajo entre las instalaciones (on-premises) y la nube a voluntad.

 

Primero definamos: ¿Qué es una estrategia de migración de aplicaciones?

La estrategia de migración de aplicaciones generalmente se refiere al proceso de migración de todo el entorno de la aplicación y su infraestructura subyacente. Por lo general, esto se debe a decisiones comerciales para optimizar costos, encontrar más agilidad, mayor resiliencia o simplemente debido a la actualización de sistemas antiguos.

Las empresas suelen comenzar a contemplar cómo migrar una aplicación durante la segunda fase del “Proceso de migración”: descubrimiento y planificación de la cartera. Responder a las preguntas ¿Qué aplicaciones tengo en el entorno, cuáles son las interdependencias, qué migrará primero y cómo lo migrará?

Aquí es cuando determinan qué hay en su entorno (generalmente inspeccionan sus bases de datos de administración de configuración (CMDB), o hace uso de conocimiento institucional y/o implementan herramientas como AWS Discovery Service para comprender en profundidad qué hay en su entorno), cuáles son las interdependencias, qué será fácil de migrar y qué será difícil de migrar, y cómo migrarán cada aplicación.

Con este conocimiento, las organizaciones pueden definir un plan (que debe considerarse sujeto a cambios a medida que avanzan en la migración y obtienen experiencia) sobre cómo abordarán la migración de cada una de las aplicaciones de su cartera, mapeándolas a una estrategia “R” de migración (para cada aplicación o conjunto de aplicaciones) y definiendo el orden en que se migrarán. El siguiente diagrama ilustra y ayuda a entender como podemos ir pensando el plan de migración. Tendremos cuatro etapas bien definidas:

Figura 1– Plan de migración desglosado por etapas.

 

  1. Descubrimiento: esta etapa se identifica las aplicaciones y/o tecnologías que queremos migrar a la nube.
  2. Evaluación: aquí evaluaremos los pro y contras de migrar a la nube y definiremos una lista de prioridades.
  3. Selección de estrategia: durante esta etapa seleccionamos cuál estrategia es la indicada para migrar el workload o tecnología a la nube. El criterio de selección es sobre la base del objetivo de la migración. Cada estrategia tiene sus características, ventajas y desventajas.
  4. Validación: Luego de hacer la migración validamos las cargas de trabajo, su funcionamiento y los objetivos planteados se hayan cumplido.

 

A continuación, haremos una breve descripción de las 6 estrategias de migración a la nube más comunes y detallaremos el séptimo enfoque que nos inspiró a escribir este post:

1- RE-HOSPEDAR: Cuando los clientes necesitan escalar rápidamente su solución por temas comerciales, en general optan por rehospedar en la nube. Esta estrategia, también conocida como Lift and Shift, permite:

    1. Mover aplicaciones a la nube sin realizar ningún cambio para aprovechar las capacidades de la nube. Por Ejemplo: migrar su base de datos Oracle local (on-premises) a una base de datos Oracle desplegada en una instancia de Amazon EC2 en la nube de AWS.
    2. La automatización de casi todo el proceso por medio de herramientas, como AWS Application Migration Service (MGN), CloudEndure Migration, AWS VM Import / Export, entre otras. No obstante, algunos clientes prefieren hacer la migración manualmente a medida que aprenden a aplicar sus sistemas heredados a la nueva plataforma en la nube.
    3. Las aplicaciones son más fáciles de optimizar / rediseñar una vez que ya se están ejecutando en la nube. En parte porque su organización habrá desarrollado mejores habilidades para hacerlo, y en parte porque la parte difícil (migrar la aplicación, los datos y el tráfico) ya se ha realizado.

2- RE-PLATAFORMA (CAMBIAR DE PLATAFORMA): Este enfoque también es conocido como lift-tinker-and-shift, donde se pueden hacer algunas optimizaciones en la nube (u otras) para lograr algún beneficio tangible, pero no cambiará la arquitectura central de la aplicación. Es posible que desee reducir la cantidad de tiempo que dedica a administrar instancias de bases de datos migrando a un servicio gestionado de base de datos como Amazon Relational Database Service (Amazon RDS), o migrando su aplicación a una plataforma completamente administrada como Amazon Elastic Beanstalk.

3- RE-COMPRAR: Simplemente, es pasar a un producto diferente. Por lo general, la recompra se ve como un cambio a una plataforma Software as a Service (SaaS). Ejemplo, pasar de un CRM a Salesforce.com, o un sistema de recursos humanos a Workday, o un CMS a Drupal. Estos son los típicos proyectos que observamos en este enfoque de migración.

4- RE-FACTORIZAR o RE-ARQUITECTAR: En esta estrategia es donde re-imaginamos la arquitectura y el desarrollo de la aplicación, normalmente utilizando características nativas de la nube. Por lo general, esto se debe a una fuerte necesidad de negocio de agregar funcionalidades, poder escalar o tener una mejor performance que, de otro modo, sería difícil de lograr en el entorno existente de la aplicación. Esta estrategia tiende a ser la más costosa, pero también puede ser la más beneficiosa en términos de crecimiento al negocio.

5- RETIRAR: Nunca se sabe lo que va a encontrar hasta que mire, y es común que nos encontremos que nadie sabe lo que hace el 10 -20% de una cartera de TI empresarial y simplemente se pueden desactivar.

6- RETENER: Normalmente, esto significa “volver a revisarlo” o no hacer nada (por ahora). Muchas veces los clientes no están listos y prefieren mantener las aplicaciones en su entorno de origen. Estas pueden incluir aplicaciones que requieren una refactorización importante y desea posponer ese trabajo para más adelante, y aplicaciones heredadas que desea conservar, porque no existe una justificación comercial para migrarlas.

7- REUBICAR: Esta es una nueva “R” para acelerar las migraciones. Reubica rápidamente aplicaciones basadas en VMware vSphere entre su entorno local a VMware Cloud on AWS con un mínimo esfuerzo y complejidad, manteniendo las operaciones consistentes con los entornos basados en VMware. Este nuevo enfoque también es conocido como hypervisor-level lift and shift. Una vez en la nube de AWS, sus aplicaciones son más fáciles de optimizar o reestructurar para aprovechar la amplitud y profundidad de los servicios de AWS. Con VMware Cloud on AWS, puede mover la infraestructura a la nube pública sin necesidad de volver a escribir el código de la aplicación, comprar nuevo hardware o modificar las operaciones existentes. Las organizaciones que utilizan VMware como su centro de datos local pueden crear un centro de datos virtual utilizando los mismos componentes básicos de vSphere en VMware Cloud on AWS.

Veamos con mayor profundidad esta nueva estrategia de migración.

 

Primero: ¿Qué es VMware Cloud on AWS?

VMware Cloud on AWS es un servicio bajo demanda que le permite ejecutar aplicaciones en entornos de nube basados en vSphere con acceso a una amplia gama de servicios de AWS. Con la tecnología de VMware Cloud Foundation, este servicio integra VMware vSphere, VMware vSAN y VMware NSX junto con la administración de VMware vCenter, y está optimizado para ejecutarse en una infraestructura AWS dedicada, elástica y bare-metal. Con este servicio, los equipos de TI pueden administrar sus recursos basados en la nube con herramientas conocidas de VMware.

VMware Cloud on AWS es una oferta de nube integrada desarrollada por Amazon Web Services (AWS) y VMware de manera conjunta. Ofrece un servicio altamente ampliable y seguro mediante la migración y la extensión de los entornos locales basados en VMware vSphere a la nube de AWS que se ejecutan en Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2).

Figura 2 – Arquitectura de alto nivel de VMware Cloud en AWS.

 

Segundo: ¿Por qué VMware Cloud en AWS?

  1. Rápido: Permite reducir el esfuerzo de migración de varios meses a semanas o días y traer la innovación más rápido al mercado con aplicaciones modernas.
  2. Rentable: no es necesario refactorizar ni rediseñar la aplicación durante la migración.
  3. Simple y consistente: no hay reentrenamiento del personal ni renovación de los procesos operativos.
  4. Bajo riesgo: migre en vivo sin modificaciones, ejecute sus aplicaciones en entornos VMware familiares y probados combinados con el alcance y la escala global de AWS.
  5. Moderno: plataforma de infraestructura unificada lista para DevOps que admite Kubernetes, máquinas virtuales y proporciona acceso optimizado a los servicios de AWS.

 

Tercero: Aceleración de la migración de cargas de trabajos basadas en VMware vSphere a la nube

Cuando se comparte la misma infraestructura en la nube basada en VMware tanto en sus centros de datos locales como en la nube de AWS, las organizaciones pueden simplificar y agilizar la migración a escala de sus cargas de trabajo productivas fundamentales a la nube de AWS sin tener que convertir ni modificar las cargas de trabajo. VMware Cloud on AWS permite la migración bidireccional de aplicaciones con políticas coherentes mediante el uso de vSphere vMotion entre su centro de datos local y la nube de AWS.

La migración híbrida se refiere a la migración de máquinas virtuales entre dos instalaciones de vSphere diferentes: una que está en su centro de datos local y otra que VMware Software-Defined Data Center (SDDC) que está en VMware Cloud on AWS. Debido a que estas dos instalaciones de vSphere pueden tener diferentes versiones, configuraciones o ambas, los casos de uso de migración híbrida generalmente conllevan requisitos previos y configuraciones adicionales que garantizan la compatibilidad de las máquinas virtuales y el ancho de banda y la latencia de red adecuados. VMware Cloud on AWS admite una variedad de herramientas y métodos para la migración híbrida, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Migración híbrida con VMware Hybrid Cloud Extension (HCX)
    VMware HCX, una solución de movilidad de aplicaciones entre entornos vSphere heterogéneos; HCX se incluye con VMware Cloud on AWS sin costo adicional y facilita la migración de las máquinas virtuales de carga de trabajo desde su centro de datos en las instalaciones a su SDDC.

    Dentro de los beneficios clave tenemos:

    • Migración de maquinas virtuales entre diferentes versiones de vSphere.
    • Optimización y deduplicación del trafico WAN lo que permite migraciones con al menos 100 Mbps de ancho de banda.
    • Extender redes virtuales locales eliminando la necesidad de cambiar las IP de las maquinas virtuales.
    • Proporciona API REST y módulo PowerCLI para la automatización la migración.
  • Migración híbrida con vMotion: La migración con vMotion, también conocida como migración en caliente o migración en vivo, mueve una máquina virtual encendida de un host o almacén de datos hacia otro. La migración con vMotion es la mejor opción para migrar pequeñas cantidades de máquinas virtuales y evitar el tiempo de inactividad.
  • Migración híbrida en frío: con la migración en frío se trasladan las máquinas virtuales apagadas de un host o almacén de datos hacia otro. Es una buena opción cuando puede tolerar cierto tiempo de inactividad de la máquina virtual durante el proceso de migración.

 

Cuarto: Modernice sus aplicaciones

Una vez en la nube, utilice los servicios de VMware y AWS para modernizar sus aplicaciones a su propio ritmo. Las cargas de trabajo de VMware que se ejecutan en AWS tienen acceso a una amplia y completa gama de más de 200 servicios de AWS, incluidos los servicios de cómputo, bases de datos, análisis, IoT, inteligencia artificial/aprendizaje automático, seguridad y más. Las aplicaciones que son sensibles a la latencia y se alojan en VMware pueden obtener acceso directamente a las bases de datos de Amazon Aurora, Amazon DynamoDB o Amazon Redshift para realizar análisis de datos a escala de petabytes. Además, tienen acceso seguro y directo a los buckets de S3, los objetos y las funciones de la API a bajo costo.

 

Conclusión

No existe una respuesta única para determinar la estrategia correcta para la migración de aplicaciones, esto es debido a que existen múltiples variables, restricciones, y drivers de negocio que influyen en la decisión de elegir una u otra estrategia de migración para las aplicaciones, y cada decisión tendrá implicaciones en la velocidad, el costo y el nivel de beneficios asociados al migración.

Hemos presentado las “7 R” de estrategias de migración de aplicaciones a la nube de AWS, detallando en profundidad la estrategia de “Reubicar” utilizando entornos VMware que permiten innovar con mayor rapidez, acelerar la transición a la nube y trabajar de forma segura desde cualquier ubicación gracias a la gama completa de más de 200 servicios de AWS.

Los dejamos invitados a revisar más sobre migración a la nube en los siguientes enlaces:

 

 


Sobre los autores

Marcelo Tabilo es arquitecto de soluciones para socios en AWS. Enfocado en desarrollar y habilitar los socios de AWS para que ejecuten su estrategia técnica y comercial en el viaje de AWS. Tiene gran interés en el área de seguridad de la información, infraestructura, redes, modernización de aplicaciones y migraciones.

 

 

 

 

Edu Vilas es arquitecto de soluciones senior para socios en AWS. Trabaja ayudando y apoyando a los socios del sector público en su viaje a la nube de AWS, trabajando en proyectos que involucran arquitecturas distribuidas y escalables. Tiene gran interés en arquitecturas serverless, DevOps y modernización de aplicaciones.