La capa gratuita de AWS incluye 5 GB de almacenamiento, 20 000 solicitudes Get y 2 000 solicitudes Put con Amazon S3.

Consulte los detalles de la capa gratuita de AWS »

Amazon S3 es almacenamiento para Internet. Está diseñado para facilitar a los desarrolladores recursos informáticos escalables basados en la web.

Amazon S3 proporciona una sencilla interfaz de servicios web que puede utilizarse para almacenar y recuperar la cantidad de datos que desee, en cualquier momento y desde cualquier parte de la web. Concede acceso a todos los desarrolladores a la misma infraestructura económica, altamente escalable, fiable, segura y rápida que utiliza Amazon para tener en funcionamiento su propia red internacional de sitios web. Este servicio tiene como fin maximizar las ventajas del escalado y trasladar estas ventajas a los desarrolladores.



Amazon S3 proporciona un almacenamiento con elevados niveles de durabilidad y disponibilidad para diversos tipos de contenido, que van desde aplicaciones web hasta archivos multimedia. Le permite descargar toda su infraestructura de almacenamiento para trasladarla a la nube, donde podrá sacar partido a la escalabilidad de Amazon S3 y precios según el uso para gestionar sus necesidades de almacenamiento en crecimiento. Podrá distribuir su contenido directamente desde Amazon S3 o emplear Amazon S3 como almacén de origen para trasladar contenido a sus ubicaciones de borde de Amazon CloudFront.

Para compartir contenido que se puede reproducir con facilidad o en el que está almacenando una copia original en otra sección, la función Reduced Redundancy Storage (RRS) de Amazon S3 ofrece una solución atractiva. Por ejemplo, si está almacenando contenido multimedia de forma interna pero necesita proporcionar accesibilidad a sus clientes, socios de canal o empleados, RRS es una solución de bajo coste para el almacenamiento y el uso compartido de este contenido.

No importa su está almacenando datos farmacéuticos para su análisis, datos financieros para computación y precios o imágenes fotográficas para la modificación de su tamaño, Amazon S3 es una ubicación ideal para almacenar su contenido original. Posteriormente, podrá enviar este contenido a Amazon EC2 para su computación, modificación de tamaño o cualquier otro tipo de analítica a gran escala, sin incurrir en cargos por transferencia de datos provocados por el traslado de datos entre servicios. Después podrá almacenar el contenido reproducible resultante con la función Reduced Redundancy Storage de Amazon S3 (o, por supuesto, también puede almacenarlo con el almacenamiento estándar de Amazon S3).

Amazon S3 ofrece un entorno altamente resistente, escalable y seguro para la copia de seguridad y el archivado de sus datos más importantes. Podrá utilizar la función control de versiones de Amazon S3 para proteger aún mejor sus datos almacenados. Si cuenta con conjuntos de datos de un tamaño significativo, podrá utilizar AWS Import/Export para trasladar grandes cantidades de datos hacia y desde AWS utilizando dispositivos de almacenamiento físicos. Resulta ideal para trasladar grandes cantidades de datos para copias de seguridad de datos periódicas, o para recuperar rápidamente datos en situaciones de recuperación de desastres. También puede definir reglas para archivar conjuntos de objetos de Amazon S3 en el servicio de almacenamiento de coste extremadamente bajo de Amazon Glacier basado en la duración de los objetos. Cuando los datos envejecen, estas reglas le permitirán garantizar que se almacenan automáticamente en la opción de almacenamiento que le resulte más rentable.

Más información »

Puede alojar la totalidad de su sitio web estático en Amazon S3, que ofrece una solución de alojamiento económica y de gran disponibilidad que se escala automáticamente conforme al tráfico. Alojar usted mismo un sitio web de gran disponibilidad que pueda recibir importantes cargas de tráfico en periodos punta puede resultar complicado y costoso. Con Amazon S3 puede atender con fiabilidad las demandas de tráfico de su sitio web y gestionar los periodos punta imprevistos sin preocuparse por el escalado de su infraestructura. Amazon S3 está diseñado para ofrecer una fiabilidad del 99,99% y una durabilidad del 99,999999999%. Además, le permite acceder a la misma infraestructura altamente escalable, fiable y rápida que utiliza Amazon para alojar su propia red internacional de sitios web. También se beneficia de pagar solo lo que consume. Solo tendrá que pagar por la capacidad que utilice. La solución de alojamiento de sitios web de Amazon S3 resulta ideal para sitios web con contenido estático, incluidos archivos html, imágenes, vídeos y archivos de comandos de cliente como JavaScript. (Se recomienda Amazon EC2 para sitios web con archivos de comandos de servidor e interacción de bases de datos.)


Amazon S3 está basado en la idea de que el almacenamiento basado en Internet de calidad debe darse por hecho. Ayuda a liberar a los desarrolladores para que no tengan que preocuparse de la forma en la que almacenarán sus datos, si estarán a buen recaudo, o de si tendrán espacio de almacenamiento suficiente. Les libera de los costes iniciales que supone la configuración de su propia solución de almacenamiento, así como de los costes continuos que supone mantener y escalar sus servidores de almacenamiento. La funcionalidad de Amazon S3 es sencilla y robusta: almacene la cantidad de datos que desee de forma económica y segura, y al mismo tiempo tenga la seguridad de que sus datos estarán siempre disponibles, cuando los necesite. Amazon S3 permite a los desarrolladores centrarse en innovar con sus datos, en lugar de tener que averiguar cómo almacenarlos.

Amazon S3 se creó para satisfacer los siguientes requisitos de diseño:

Diseñado para proporcionar una estructura que permite al cliente mantener el control absoluto de quién tiene acceso a los datos. Los clientes deben ser capaces, además, de proteger de manera fácil los datos activos e inactivos.

Almacene sus datos con una durabilidad del 99,999999999 % y una disponibilidad del 99,99 %. No pueden existir puntos únicos de fallo. Todos los fallos debe tolerarlos o repararlos el sistema sin ningún tipo de tiempo de inactividad.

Amazon S3 se puede escalar en lo que respecta a almacenamiento, velocidad de solicitudes y usuarios para ser compatible con un número ilimitado de aplicaciones a escala web. Utiliza el escalado como ventaja: la adición de nodos al sistema aumenta, y no disminuye, su disponibilidad, velocidad, rendimiento, capacidad y robustez.

Amazon S3 debe tener rapidez suficiente para admitir aplicaciones de alto rendimiento. La latencia del servidor debe ser insignificante en relación con la latencia de Internet. Todos los cuellos de botella de rendimiento pueden corregirse con solo añadir nodos al sistema.

Amazon S3 está creado a partir de componentes económicos de hardware comerciales. Todo hardware fallará en un momento determinado, pero esto no debe afectar al sistema global. Debe ser independiente del hardware, de forma que puedan seguir obteniéndose ahorros a medida que Amazon sigue reduciendo los costes derivados de la infraestructura.

Crear almacenamiento altamente escalable, fiable, rápido y económico resulta complicado. Hacerlo de una forma que facilite a cualquier aplicación utilizarlo desde cualquier lugar es más complicado aún. Amazon S3 debe conseguir estos dos objetivos.

Una función de diseño obligada fue que un único sistema Amazon S3 distribuido debía admitir las necesidades tanto de aplicaciones internas de Amazon como las de desarrolladores externos de cualquier aplicación. Esto supone que debe tener la velocidad y fiabilidad suficientes como para tener en funcionamiento los sitios web de Amazon.com, y al mismo tiempo la flexibilidad necesaria para que cualquier desarrollador pueda utilizarlo para cualquier necesidad de almacenamiento de datos.