Amazon Glacier es un servicio de almacenamiento de coste extremadamente bajo, que ofrece almacenamiento seguro y duradero para realizar copias de seguridad y archivar datos. Para mantener un bajo coste, Amazon Glacier está optimizado para datos a los que se accede con poca frecuencia y para cuando los tiempos de recuperación de varias horas son necesarios. Amazon Glacier permite a los clientes almacenar con seguridad cantidades pequeñas o grandes de datos por apenas 0,01 USD por gigabyte al mes, lo que representa un ahorro significativo en comparación con una solución centralizada en una empresa.

Por lo general, las empresas pagan más de lo necesario para archivar sus datos. En primer lugar, se ven obligadas a realizar un pago por adelantado de alto coste para una solución de archivado (que no incluye la inversión continua en gastos operativos como en la electricidad, instalaciones, personal y mantenimiento). En segundo lugar, como las empresas tienen que "adivinar" cuáles serán sus requisitos de capacidad, suelen equiparse en exceso, lo cual es comprensible, para asegurarse de tener la capacidad suficiente en caso de una redundancia de datos y un crecimiento inesperado. Este conjunto de circunstancias deriva en capacidad sin utilizar y desperdicio de dinero. Con Amazon Glacier, paga únicamente por lo que utilice. Amazon Glacier cambia las reglas del juego en lo relativo a copias de seguridad y archivos de datos, además de no tener que pagar nada por adelantado, el precio de almacenamiento es muy bajo. También le permite aumentar o reducir su uso según sea necesario, mientras AWS realiza el trabajo pesado que supone una adecuada retención de datos. Basta solo con unos clics en AWS Management Console para configurar Amazon Glacier y subir toda la cantidad de datos que desee.

Amazon Glacier es un servicio de almacenamiento en la nube por un coste sumamente bajo a partir de 0,01 USD por GB al mes. No existen compromisos de tarifas a largo plazo y todos los gastos operativos constantes están incluidos en el precio. Al pagar solo lo que usa, ahorra dinero.

Amazon Glacier admite la transferencia segura de los datos a través de la capa de conexión segura (SSL) y cifra automáticamente los datos en reposo mediante las claves simétricas del estándar de cifrado avanzado (AES) de 256 bits. Puede controlar el acceso a los datos mediante el servicio de AWS Identity and Access Management (IAM). IAM permite a las organizaciones crear y gestionar diversos usuarios bajo una única cuenta de AWS y establecer políticas de acceso basadas en los recursos.

Amazon Glacier fue diseñado para ofrecer una durabilidad anual media de archivos del 99,999999999%. El servicio almacena de forma redundante los datos en diferentes instalaciones y en diferentes dispositivos dentro de cada instalación. Para aumentar la durabilidad, Amazon Glacier almacena de forma sincrónica los datos en diferentes instalaciones antes de devolver SUCCESS. de informar sobre el ÉXITO de la carga de archivos. A diferencia de los archivos tradiciones, que pueden requerir una difícil tarea de verificación y reparación manual de los datos, Glacier cuenta con opciones de recuperación automática y lleva a cabo verificaciones periódicas y sistemáticas de la integridad de los datos.

Amazon Glacier adapta el escalado según sus necesidades de almacenamiento, cuyo aumento suele ser impredecible. No existen límites en la cantidad de datos que se pueden almacenar. Ya sea que almacene petabytes o gigabytes de datos, Glacier aumenta o disminuye la escala de su almacenamiento según sea necesario. Además, puede optar por almacenar sus datos en la región de Amazon Glacier, que cumple con los criterios normativos, de rendimiento y de redundancia geográfica.

Amazon Glacier le permite liberarse de la tediosa tarea administrativa de operar y calcular el almacenamiento de archivos y dejarla en manos de AWS y, a su vez, hace que conservar los datos por largos períodos, ya sean años o décadas, sea una tarea sencilla. Amazon Glacier elimina las tareas complejas que consumen su tiempo, como la planificación de capacidad de almacenamiento, las negociaciones constantes con los diferentes proveedores de hardware y software, las capacitaciones especializadas, los mantenimientos de las instalaciones remotas o el traslado de los medios de almacenamiento a sitios remotos de terceros. La compatibilidad del hardware tradicional de almacenamiento solo dura algunos años. Con Amazon Glacier, los clientes ya no tienen que administrar hardware costoso, peligroso y lento ni la migración de datos que es inevitable cuando el período de retención de datos excede la vida útil del hardware utilizado. Los datos cargados en Amazon Glacier se almacenan de forma segura todo el tiempo que sea necesario, y no requieren ningún esfuerzo adicional por parte del cliente.

Amazon Simple Storage Service (Amazon S3) le permite trasladar fácilmente los datos entre Amazon S3 y Amazon Glacier mediante políticas sobre el ciclo de vida de los datos. También puede usar AWS Import/Export para acelerar la transferencia de grandes cantidades de datos hacia Amazon Glacier utilizando dispositivos de almacenamiento portátiles para el transporte.

Amazon puede utilizarse para respaldar una amplia variedad de casos prácticos, entre los que se incluyen:

Actualmente, las empresas almacenan cada vez más datos, impulsadas por las necesidades normativas y comerciales y por el aumento de la cantidad de datos que producen. Algunos ejemplos son los correos electrónicos, los registros legales y los documentos financieros y empresariales. En general, estos datos se mantienen por años o décadas, pero se acceden con poca frecuencia. Amazon Glacier le permite almacenar de manera rentable y segura, datos empresariales externamente, lo que hace fácil, barata y segura la tarea de conservar datos archivados durante el tiempo que desee. El coste de almacenamiento extremadamente bajo de este servicio le permite conservar datos que pueden ser importantes en un futuro, excepto que sean descartados para reducir los costes o liberar espacio para datos adicionales. Las empresas y las organizaciones de cualquier tamaño pueden usar Amazon Glacier para reducir sus costes de almacenamiento y liberar espacio en su infraestructura de almacenamiento principal.

El recurso más importante de las empresas de multimedia es su contenido, que incluye libros, películas, música, imágenes, secuencias de noticias y programas de TV. El número y el tamaño de estos recursos sigue creciendo, con el impulso de las nuevas producciones y las nuevas tecnologías, como la TV de alta definición, las redes sociales y el video 3D. Estos recursos pueden alcanzar un tamaño de decenas o cientos de petabytes. El almacenamiento seguro de estos recursos es de vital importancia, y la accesibilidad a los datos también es muy importante. Por ejemplo, una secuencia de noticias de archivo específica puede cobrar valor repentinamente para algún evento en desarrollo. El archivado de contenido multimedia siempre ha requerido de cámaras de almacenamiento remotas y de variados centros de datos redundantes y costosos. Amazon Glacier reduce el coste de almacenamiento para este tipo de recursos y facilita el uso del contenido y, además, aumenta su durabilidad y accesibilidad. Con Amazon Glacier, acceder a los archivos multimedia es tan sencillo como hacer una llamada a las API del servicio. Los clientes no tienen que preocuparse por transportar el contenido multimedia almacenado en las instalaciones remotas para poder restablecer datos específicos.

Las organizaciones de investigación y científicas, como las empresas farmacéuticas y de biotecnología, o los institutos universitarios y de investigación necesitan archivar grandes cantidades de datos. Un caso de estudio, por ejemplo, son las organizaciones dedicadas a la producción de medicamentos. Estas organizaciones generan una gran cantidad de datos que debe conservarse para que los investigadores puedan verificar los resultados de las pruebas experimentales de los medicamentos. Tradicionalmente, este tipo de datos se conservaba en sistemas de almacenamiento inflexibles y basados en cinta y solía contar con copias almacenadas en diferentes sitios e incluso, por lo general, conservaba una copia en una cámara remota. Amazon Glacier reduce el coste de almacenamiento de este tipo de datos, ya que elimina todos los procedimientos operativos que conlleva la administración de los centros de datos y el hardware. El servicio almacena automáticamente los datos redundantes en diferentes instalaciones y en diferentes dispositivos dentro de cada instalación. Además, cuenta con opciones de recuperación automática a través de verificaciones periódicas y sistemáticas de la integración de datos y el uso de datos redundantes para ejecutar reparaciones automáticas ante la detección de algún error.

Las personas que luchan por preservar en forma digital el contenido de entidades como bibliotecas, sociedades históricas, organizaciones sin fines de lucro o agencias de gobierno se esfuerzan cada vez más para conservar el material digital de gran valor, pero en proceso de extinción, como sitios web, códigos fuente de software, videojuegos, contenido generado por los usuarios y otros elementos digitales que ya no están disponibles. El volumen de archivado de este material puede ser pequeño al principio, pero con el tiempo, puede crecer hasta llegar a los petabytes. Amazon Glacier ofrece un almacenamiento rentable y de gran duración para cualquier volumen de datos. Esto es lo que la diferencia de las soluciones de archivado de datos tradicionales que, para ser rentables, requieren de una planificación a gran escala y precisa de la capacidad de almacenamiento.

Amazon Glacier sustituye las bibliotecas basadas en cinta dentro o fuera del sitio (locales o remotas). Si bien el almacenamiento basado en cinta magnética puede ser rentable cuando se opera a gran escala, lo cierto es que puede agotar todos los recursos, ya que requiere del mantenimiento de una o más bibliotecas basadas en cinta (por lo general, separadas geográficamente), lo que, a su vez, requiere de personal especializado y ocupa mucho espacio en los centros de datos. Además, las cintas en sí deben almacenarse y administrarse cuidadosamente. Esto puede implicar una copia periódica de los datos desde cintas antiguas a cintas nuevas para garantizar que los datos puedan seguir leyéndose a medida que evoluciona la tecnología de las cintas. Al sustituir una biblioteca basada en cinta con Amazon Glacier, se elimina la tediosa tarea de administrar estos desafíos operativos. Otro aspecto clave es que se pueden mover tandas de datos completas desde las bibliotecas basadas en cinta a Amazon Glacier. Este proceso se puede acelerar por un bajo coste usando AWS Import/Export.

Para disminuir el coste de los sistemas basados en cintas, se necesita una planificación precisa de la capacidad, lo que suele ser susceptible a errores, especialmente cuando el aumento del espacio de almacenamiento es impredecible, como suele ser el caso. Si se calcula más espacio de lo necesario, aumentan los costes y no se aprovechan los recursos, y si se calcula menos espacio de lo necesario, es posible que se requieran costosas actualizaciones de hardware mucho antes de lo planeado. Incluso cuando la planificación de la capacidad es precisa, es común que se produzcan actualizaciones periódicas del hardware a medida que las bibliotecas de cintas más antiguas pierden eficacia y su utilización resulta más costosa. Ya puede dejar de invertir dinero en las bibliotecas basadas en cinta, ya sea por falta de espacio o por actualización tecnológica de los sistemas en uso, y, a cambio, comenzar la sencilla tarea de almacenar datos en Amazon Glacier. Al hacerlo, ya no tendrá que afrontar grandes gastos iniciales ni lidiar con costosos compromisos de asistencia a largo plazo. Con Amazon Glacier, solo paga por la capacidad que usa... y ya no tiene que calcular el espacio de almacenamiento que necesitará.