Publicado en: May 9, 2018

Este Quick Start crea una arquitectura para implementación blue-green en un entorno de Amazon Web Services (AWS) Elastic Beanstalk. Crea una canalización de integración y entrega continuas mediante AWS CodePipeline para generar una arquitectura rentable y con tolerancia a errores. La implementación se realiza de forma automatizada mediante una plantilla de AWS CloudFormation y lleva unos 15 minutos.

Cuando se implementa una aplicación en Elastic Beanstalk, tener dos entornos separados pero idénticos, azul (blue) y verde (green), aumenta la disponibilidad y reduce el riesgo. El entorno azul es el entorno de producción que normalmente se encarga del tráfico en directo. La canalización crea un clon (verde) del entorno en directo (azul) y luego intercambia sus direcciones URL. Mientras AWS CodePipeline implementa el código en el entorno original (y se realizan las pruebas y el mantenimiento) el entorno clon temporal se encarga del tráfico en directo.

Tras la implementación en el entorno azul, y una vez concluidas la revisión y las pruebas del código, la canalización vuelve a intercambiar las direcciones URL. El entorno azul vuelve a encargarse del tráfico en directo, y la canalización da por finalizado el entorno verde.

Puede realizar la implementación con o sin integración de Git en S3.

Los Quick Starts son implementaciones de referencia automatizadas que utilizan plantillas de AWS CloudFormation para implementar tecnologías clave siguiendo las mejores prácticas de AWS.