Publicado en: Nov 17, 2020

Ahora puede hibernar instancias T3 y T3a de Amazon EC2 respaldas por EBS que se hayan lanzado recientemente. La hibernación le brinda la comodidad de poder pausar sus cargas de trabajo y reanudarlas más adelante desde el estado guardado. Podría decirse que es como cerrar y abrir la tapa del equipo portátil: la aplicación continuará justo desde donde estaba. 

La hibernación evita tener que configurar las aplicaciones desde cero, además de reducir el tiempo de arranque de las aplicaciones y ahorrar costos al pausar las instancias EC2 cuando no son necesarias. Al utilizar la hibernación, puede mantener una flota de instancias preactivadas para obtener un estado productivo más rápidamente sin tener que modificar sus aplicaciones existentes.  

La hibernación está disponible para instancias bajo demanda que se ejecuten en instancias C3, C4, C5, I3, M3, M4, M5, M5a, M5ad, R3, R4, R5, R5a, R5ad, T2, T3 y T3a que ejecuten Amazon Linux, Amazon Linux 2, Ubuntu 16.04 LTS y 18.04 LTS y Windows Server 2012, 2012R2, 2016 y 2019. En Windows, la hibernación se admite en instancias con hasta 16 GB de RAM. En otros sistemas operativos, Hibernation se admite para instancias con menos de 150 GB de RAM. 

Esta característica está disponible a través de AWS CloudFormation, la consola de administración de AWS o mediante las SDK de AWS, las Herramientas de AWS para Powershell o la interfaz de línea de comandos de AWS (CLI). Visite este blog para obtener más información sobre la hibernación. Para obtener información sobre cómo habilitar la hibernación en sus instancias EC2, lea nuestras preguntas frecuentes o la documentación técnica.