Mach es la primera tarjeta de prepago virtual de la banca de Chile, diseñada por el banco Bci para todos los chilenos y promoviendo un importante impacto social. La aplicación se descarga al smartphone desde Google Play o App Store. No necesita digipass, tarjeta de coordenadas ni datos bancarios para hacer transacciones, tampoco ser cliente del banco. Sólo hace falta tener carné de identidad para solicitarla. El usuario puede pagar servicios, transferir o sacar dinero de su saldo disponible en cajeros Bci sin ningún costo asociado.

En septiembre de 2016, el banco chileno Bci comenzó un proyecto de innovación en un mercado que registraba una década de crecimiento continuo, con alrededor del 63% de la población mayor de 15 años bancarizada, aunque hacía falta avanzar en potenciar la educación en el uso de productos financieros y aumentar su oferta. La aplicación Mach fue desarrollada en ese contexto, especialmente centrada en las necesidades de quienes tienen dificultades de acceso a los bancos tradicionales. Mach debía contar con los recursos necesarios para garantizar un servicio a satisfacción del cliente, respaldado con la última tecnología bancaria, sobre todo en materia de seguridad de las transacciones.

Luego de evaluar varias opciones tecnológicas, Bci opta por trabajar con herramientas de AWS debido a la robustez de su infraestructura, el gran conocimiento de sus ingenieros de desarrollo y la oferta personalizada que podían hacer. “Esto permitió que el desarrollo de Mach fuera rápido y fácil de implementar: menos de 7 meses demoró la construcción de la aplicación y su lanzamiento al mercado”, destaca Ignacio Gajardo, CTO de Mach.

El principal objetivo en términos tecnológicos era garantizar la seguridad. También se apuntaba a un producto escalable, que permitiera tener conocimiento de los clientes y buen contacto con ellos a través de las redes sociales. “Cumplimos todos los estándares de seguridad que tiene un banco: el modelo de seguridad de AWS se ha hecho cargo rápidamente de entregar las soluciones para cada requisito de Bci o de las autoridades financieras”, asegura Gajardo. Otro beneficio fue la redundancia y la tolerancia a las fallas gracias a que la arquitectura de Mach usa múltiples zonas de disponibilidad de AWS “lo que permite un funcionamiento confiable y con bajo riesgo de caídas”, subraya el ejecutivo. La aplicación “es multizona, hasta el momento usa dos centros de datos de AWS y se espera que pronto esto aumente a tres”, agrega.

A pocas semanas de ser lanzada, Mach superó las 16.000 descargas. A fines de febrero de 2018, en sólo dos semanas, se lograron alrededor de 65.000 clientes.

La cantidad de clientes se agrandó “gracias a la alta escalabilidad de AWS”, recuerda Gajardo. El CTO de Mach pone de relieve que las herramientas de AWS fueron “puestas a prueba con una campaña con la que Mach aumentó de 70.000 a 200.000 usuarios en apenas dos días”.

Obtenga más información sobre los servicios de AWS para el mercado financiero

Obtenga más información sobre los servicios de AWS para el mercado financiero