brooks-school-of-english@1x

Con la tecnología como aliada, Brook’s School of English se posiciona para el futuro en la enseñanza de idiomas

2021

En un contexto que desafiaba la actividad educativa y muchas otras, un instituto de inglés tomó la decisión de implementar un campus virtual con el que pudo mantener sus puertas abiertas e iniciar una etapa de crecimiento.
start a python tutorial
kr_quotemark
Superado el 2020, este año estamos ofreciendo las dos modalidades: presencial y online. Con ello, la matrícula creció un 10% y así se cubrieron los costos.”

Mabel Grasso
Fundadora y exdirectora de Brook’s School of English

Educación de calidad

A pocos días de comenzar un nuevo ciclo lectivo, la pandemia de covid-19 modificaba todo el escenario previsto y Brook’s School of English enfrentaba la posibilidad cierta de tener que cerrar sus puertas y dejar sin clases a sus alumnos. Sin embargo, en el instituto exploraron otras posibilidades y decidieron adoptar un campus virtual para poder seguir cumpliendo su misión. Así descubrieron la propuesta de Aulasneo, con la que pudieron sortear el año sin obstáculos, ampliar la matrícula, ganar en flexibilidad e identificar nuevos mercados y oportunidades.

Un desafío existencial

Corría marzo de 2020 y la pandemia avanzaba en todo el mundo, obligando a adoptar medidas de aislamiento social y a suspender actividades consideradas no esenciales que implicaran desplazamientos y reuniones de personas. Era un contexto que ponía en riesgo la continuidad de muchas empresas y organizaciones, especialmente las de menor tamaño y menores recursos.

Con más de 35 años dictando cursos de inglés en el formato tradicional de un salón de clases, orientados principalmente a niños y adolescentes, Brook’s School of English vivía el desafío con mucha preocupación. Era un instituto privado pequeño, instalado en el barrio de La Paternal, de la ciudad de Buenos Aires, con aproximadamente 100 alumnos que todos los días concurrían a sus aulas. Y, en la misma fecha en que se decretaba el aislamiento social preventivo y obligatorio, tenía previsto el inicio de las clases.

Mabel Grasso, fundadora del instituto y, por entonces, directora del mismo, rápidamente tomó conciencia de que para subsistir necesitaba contar con una alternativa a las clases presenciales. Y la necesitaba en el menor tiempo posible.

Brook’s School of English ofrece una gran variedad de cursos, con los contenidos pedagógicos más actuales, diferentes cargas horarias y un staff de profesores enfocados en los distintos aspectos del aprendizaje. Las plataformas habituales de videoconferencia no eran una opción, porque no atendían los requerimientos puntuales del instituto.

Por qué Amazon Web Services

“Brook’s había funcionado siempre de la misma manera, con clases presenciales, y había funcionado muy bien. De pronto nos encontramos con que teníamos que mantener la sede cerrada y no iba a ser posible la actividad en la forma tradicional. Necesitábamos una solución para sobrevivir a la pandemia porque, de lo contrario, el cierre iba a ser definitivo. Entonces, me acerqué a Aulasneo, de quienes tenía referencias, para consultar qué podían ofrecerme”, dice Mabel Grasso.

Aulasneo proporciona una plataforma de formación online que utiliza tecnología de código abierto, basada en Open edX, y la infraestructura de servicios en la nube de Amazon Web Services . Este campus virtual no requiere de servidores ni de infraestructura física por parte del cliente, y su flexibilidad permite que pueda ser adaptado fácilmente a diversos tipos de contenidos, a la medida de las necesidades.

“Se presentaba como la solución ideal y la verdad es que no nos equivocamos al aceptar la propuesta. Yo solamente tuve que describirles cómo estaba estructurado el instituto, cuáles eran los distintos cursos que ofrecíamos, cuál era el perfil y la cantidad de alumnos para cada curso, cuáles eran las cargas horarias, cuáles eran las metodologías… Y ellos se ocuparon de configurar la plataforma para que sirviera perfectamente a nuestros propósitos”, explica Mabel.

“Fue todo muy sencillo y muy rápido. No tomó más que una semana configurar el campus virtual y capacitarnos a los profesores para que pudiéramos dictar los cursos en la nueva modalidad”, agrega Lorena Marino, quien vivió esa experiencia como profesora y actualmente es la directora de Brook’s School of English.

Beneficios

Así fue como, apenas una semana después de establecida la cuarentena en la Argentina, el instituto de inglés estaba funcionando plenamente a través de la plataforma de cursos online y sin perder calidad académica. Alumnos y profesores pueden, de manera sencilla, acceder a las sesiones en vivo a través de videoconferencia, compartir pantallas, intercambiar archivos de audio y video y otros materiales interactivos, y completar tareas en formato digital, incluso cuando la clase ha finalizado.

“Podemos llevar la clase de la misma manera que antes y, además, aprovechar algunas ventajas metodológicas que la tecnología nos ofrece. Nosotros damos mucha importancia al idioma en su forma oral, lo que requiere practicar mucho la pronunciación, y ahora podemos hacerlo con buen sonido y facilidad en el intercambio de audios, sin necesidad de llevar un grabador o la computadora al aula. Es todo muy dinámico y todos los materiales y las tareas están a disposición del alumno cuando ingresa con su perfil”, señala Lorena.

La actual directora destaca otro aspecto interesante: “Ha sido una experiencia enriquecedora para todos. Los docentes estamos aprendiendo mucho en cuanto a lo tecnológico y aquí los niños y adolescentes nos llevan cierta ventaja y nos enseñan algunas cosas. Entonces, se sienten en un lugar en el que no son meros receptores del conocimiento y esta interacción alimenta el proceso de aprendizaje”.

La nueva modalidad también amplía el alcance geográfico del instituto, que históricamente se nutrió de alumnos del barrio o de zonas cercanas y con el sistema online sumó el interés de alumnos más alejados físicamente. En muchos casos, se trata de niños o jóvenes que vieron interrumpidos sus estudios en otras escuelas como resultado de la pandemia.

A marzo de 2020, la matrícula era de alrededor de 100 alumnos. “Algunos pocos se dieron de baja cuando vieron que las clases iban a ser online; más que nada, niños pequeños. Pero, con los alumnos que se sumaron, el número se mantuvo. Y este año, en que estamos ofreciendo las dos opciones, la matrícula creció un 10% y así se cubrieron los costos”, acota Mabel.

“El campus vino para quedarse. Cuando retomamos la presencialidad, muchos grupos eligieron continuar con la modalidad online. Así es que ampliamos la propuesta del instituto y hoy tenemos cursos presenciales y cursos virtuales. Por lo general, los adultos eligen la flexibilidad que les brinda el campus, una comodidad que también se extiende a muchos niños y a sus familias. Pero en cuanto a los más pequeños hay un tema de sociabilización, que hace que las familias se inclinen naturalmente por la clase presencial”, explica Lorena.

Planes futuros

En Brook’s School of English existe una gran satisfacción acerca del trabajo realizado. En principio, porque la implementación del campus virtual permitió que el instituto siguiera funcionando y no se viera obligado a cerrar sus puertas. Pero, además, la innovación tecnológica les facilitó incorporar contenidos, dotar de un nuevo dinamismo a los cursos y enriquecer la experiencia del aprendizaje. Y conquistar un nuevo mercado en el universo online, donde ya sumó sus primeros alumnos.

“Resolvimos la situación crítica que se nos había presentado y en el proceso se nos abrió un panorama mucho más amplio, un escenario en el que nunca habíamos incursionado. Podemos dar cursos a distancia, más allá del alcance tradicional del barrio. Comenzamos este año a dictar cursos de verano, con mucho éxito. Ganamos flexibilidad para atender la demanda de los adultos. Estamos en condiciones de dar continuidad a los cursos actuales en caso de que se decidieran nuevas restricciones a la circulación. Y tenemos en consideración un nuevo proyecto que tiene que ver con ofrecer capacitaciones a empresas”, sintetiza Mabel Grasso.

Acerca de Brook’s School of English

Desde 1987 Brook’s School of English se dedica a la enseñanza del idioma inglés, brindando los recursos metodológicos, técnicos y humanos necesarios para que los alumnos obtengan los mejores resultados en el manejo de su segunda lengua.

Por más de 30 años, en su sede ubicada en el barrio de La Paternal (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), ha ofrecido cursos regulares para niños, adolescentes y adultos, preparación para exámenes de la Universidad de Cambridge (Preliminary English Test, First Certificate, Cambridge Advanced English, Proficiency) y clases especiales para atender necesidades específicas, tales como viajes y otros exámenes.

A partir de 2020, sumó su plataforma de cursos en línea BSE Online Training.

Beneficios con AWS

  • Continuidad en el funcionamiento del instituto frente a la cuarentena
  • Modernización de la oferta educativa en una semana
  • Independencia de infraestructura física (software as a service)
  • Campus virtual a medida de las necesidades
  • Ampliación del alcance geográfico del instituto
  • Aumento del 10% en la matrícula durante el primer año
  • Flexibilidad para responder a las demandas actuales
  • Nuevos cursos, contenidos y metodologías
  • Nuevas oportunidades de negocio


Servicios de AWS utilizados

Amazon EC2

Amazon EC2 es un servicio web que proporciona capacidad informática en la nube segura y de tamaño modificable. Está diseñado para simplificar el uso de la informática en la nube a escala web para los desarrolladores.

Más información »

Amazon QuickSight

Amazon QuickSight es un servicio de inteligencia empresarial (BI) escalable, sin servidor, integrable y basado en aprendizaje automático creado para la nube.

Más información »

Amazon Lightsail

Amazon Lightsail ofrece instancias de servidor virtual privado (VPS) fáciles de usar, contenedores, almacenamiento, bases de datos y mucho más a un precio mensual rentable.

Más información »

Amazon Athena

Amazon Athena es un servicio de consulta interactivo que facilita el análisis de datos en Amazon S3 utilizando SQL estándar. Athena no tiene servidor, por lo que no hay infraestructura que administrar, y solo paga por las consultas que ejecuta.

Más información »


Comenzar ahora

Empresas de todos los tamaños en todas las industrias están transformando sus negocios todos los días con AWS. Contacte nuestros expertos y comience hoy mismo su propia jornada en la nube de AWS.