AWS nos ha permitido lanzar nuestra aplicación en muy poco tiempo. Pudimos ampliar nuestro entorno actual en la nube e integrar información de distintas fuentes. Además, podemos escalar sin incurrir en elevados costos anticipados.
Kevin Aron Director general

La empresa sudafricana Medscheme, miembro del grupo afrocéntrico de empresas, tiene como misión crear un mundo de atención sanitaria sostenible. Durante más de 40 años ha proporcionado una serie de servicios de gestión de riesgos sanitarios y actualmente presta servicios a unos tres millones y medio de personas en su país natal, además de en Botsuana, Mauricio, Namibia, Suazilandia y Zimbabue. Su unidad de inteligencia sanitaria genera información sobre los proveedores y beneficiarios de la atención para respaldar una mejor gestión de los riesgos sanitarios de la población al comprender sus necesidades clínicas. En 2014, recibió el premio Starfield del Sistema de grupos clínicos ajustados (ACG) de Johns Hopkins por su labor en un programa de gestión de la atención integral centrado en individuos en riesgo.

En muchos países desarrollados, el costo de la atención sanitaria crece al doble de la tasa del costo de otros bienes de consumo. Medscheme deseaba abordar esta situación cambiando tanto la prestación sanitaria como la forma en que se reembolsa a los proveedores por los servicios. Por eso necesitaba concebir un nuevo modelo de pago.

Tradicionalmente, los proveedores de atención sanitaria cobran una cuota de una aseguradora por la prestación de un determinado servicio, lo que denomina un modelo basado en volumen. No es lo idóneo, ya que cobrar por componentes individuales de atención no incentiva que los proveedores presten sus servicios como parte de un procedimiento de atención sanitaria conectada para un determinado paciente. Esto puede provocar servicios innecesarios o duplicados y una falta de enfoque en los resultados de los pacientes.

Medscheme deseaba cambiar a un modelo de atención basada en el valor, en el que los proveedores colaboran con sus homólogos para ofrecer un conjunto de servicios sanitarios coordinados, que en muchos casos se prestan de manera proactiva, centrándose en prevenir más que en curar enfermedades y con medidas de resultados predefinidas para un paciente.

Medscheme realizó una prueba a pequeña escala, en la que identificó a personas en riesgo de un deterioro considerable de su salud durante el siguiente año. Los convocó para debatir sus necesidades sanitarias individuales, y pidió a sus médicos que se pusieran en contacto con estos pacientes. "Con este enfoque, detectamos niveles reducidos de hospitalización, una duración media más corta de estancias hospitalarias y costos menores asociados con el tratamiento", explica Kevin Aron, director general de Medscheme, "pero solo podía funcionar a pequeña escala porque lo hacíamos por teléfono. Necesitábamos un sistema que nos permitiera llegar a miles, o a millones, de personas".

La estrategia de Medscheme de centrarse en la atención al paciente y mejorar los resultados se basa en principios de gestión sanitaria de la población compartidos por el sistema ACG de Johns Hopkins.

Para escalar su modelo, Medscheme quería desarrollar un sistema capaz de compartir información entre proveedores y pacientes. Debía cumplir los estándares del sector e interactuar con todos los sistemas sanitarios existentes posibles para garantizar que los proveedores pudieran compartir la información. "Llegamos al punto de crear un ecosistema de historiales médicos electrónicos para respaldar nuestro modelo", explica Aron, "y necesitábamos una infraestructura subyacente que pudiéramos usar para desplegarlo con rapidez. La infraestructura también debía ser capaz de crecer incrementalmente y utilizar marcos y estándares existentes. AWS era una elección natural debido a la variedad de su cartera de productos".

Medscheme diseñó una aplicación a la que los proveedores de atención sanitaria pueden obtener acceso a través de un portal web. Se basa en una arquitectura de referencia de Amazon Web Services (AWS). El servicio en tres niveles incluye instancias de Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2) en una Web y una capa de la aplicación, con Elastic Load Balancing distribuyendo automáticamente el tráfico de la aplicación entrante en varias instancias Amazon EC2. En la capa de la aplicación, utiliza Redis con Amazon ElastiCache para el almacenamiento de caché en memoria. Amazon Virtual Private Cloud (Amazon VPC) permite a Medscheme aislar partes de su infraestructura de manera segura, mientras que AWS Identity and Access Management (IAM) permite un acceso controlado a los recursos y servicios de AWS para sus usuarios. El backend de base de datos lo proporciona Amazon Relational Database Service (Amazon RDS). El entorno completo se replica en tres zonas de disponibilidad distintas para protegerse contra posibles errores de hardware y mantener una disponibilidad alta.

Tras una fase piloto en 2014 y 2015, Medscheme quiere implementar su sistema de historiales médicos electrónicos (EHR) a toda la población de más de tres millones y medio de pacientes en 2016. Mediante el uso de AWS, cuenta con una infraestructura segura, escalable e interoperable para hacerlo.

Para Aron, el logro más impresionante es haber conseguido poner en marcha su sistema EHR en tan solo cinco meses. "AWS nos ha permitido lanzar nuestra aplicación en muy poco tiempo", explica. "Pudimos ampliar nuestro entorno actual en la nube e integrar información de distintas fuentes. Además, pudimos escalar sin incurrir en elevados costos anticipados".

El entorno también es seguro y cumple las normativas, un factor vital en el mundo de la informática sanitaria. "Trabajamos con regulaciones estrictas en materia de confidencialidad y privacidad", explica Aron. El hecho de que AWS cuente con la certificación ISO27001, el estándar de seguridad de datos para el sector de las tarjetas de pago (PCI DSS) y la certificación de la Ley de Transferibilidad y Responsabilidad del Seguro Sanitario (HIPAA) resulta vital. "Confiamos en que el entorno es seguro y, si seguimos las prácticas recomendadas, podemos estar seguros de que los datos médicos de nuestros pacientes están protegidos", añade.

El objetivo es que ahora los proveedores puedan utilizar el sistema EHR y seguir procedimientos de atención sanitaria diseñados por Medscheme para ofrecer mejores resultados y una atención más coordinada.

Para obtener más información sobre cómo AWS puede ayudar a ejecutar sus aplicaciones web, visite nuestra página de detalles de aplicaciones web y móviles.